La hidroponía es un método de cultivo en el cual se prescinde del suelo agrícola y se utilizan disoluciones minerales para cultivar las plantas.

La palabra hidroponía proviene del griego ὕδωρ = ‘agua’, y πόνος = ‘labor’, ‘trabajo’.

Básicamente, la hidroponía consiste en proporcionar a las raíces de una solución nutritiva equilibrada para nuestro tipo de cultivo, la cual, disuelta en agua, suministra a nuestros cultivos de todos los elementos químicos que las plantas necesitan para su desarrollo. Las plantas pueden desarrollarse tanto en un medio inerte como pueden ser arcilla expandida, fibra de coco o perlita, como solamente con la solución mineral únicamente.

Historia

Que las plantas sean capaces de nutrirse sin necesidad de suelo de cultivo no es una invención del ser humano, pero poder realizar estas técnicas con la gran mayoría de las plantas si se debe le debe atribuir al ser humano.
Las plantas tienen la posibilidad de obtener todo lo necesario para su desarrollo, ya sea de forma natural, proporcionado por la naturaleza (tierra de cultivo y agua), o de forma artificial cuando es el hombre el que realiza la solución nutritiva.
Desde hace milenios el hombre ya viene cultivando sobre el agua en zonas de América del Sur, Sureste Asiático, China y Egipto, cada uno en su zona y con su técnica pero utilizando la hidroponía.
Estos pueblos generaban una bolsa flotante y situaban las plantas con su raíz sumergida en agua y cerca del flujo de agua de aluvión.

Estas aguas que proceden de lagos naturales situados en las zonas donde se utilizaba esta técnica, como por ejemplo el Lago Titicaca, vienen cargadas de oxígeno y nutrientes proporcionados por el movimiento del agua y el arrastre de nutrientes a lo largo del curso del río.
De esta forma las raíces de las plantas obtenían una solución nutritiva que les proporcionaba todo lo necesario para su completo desarrollo.

Según estudios sobre hidroponía, se pueden situar en los Jardines de Babilonia como uno de los primeros ejemplos de hidroponía creada por el ser humano.
No obstante, los primeros documentos que hablan sobre cultivos hidropónicos no datan hasta el año 1600. No es hasta el siglo XX cuando se la denomina como una técnica y comienza el desarrollo de sistemas de hidroponía comerciales.

“Jardines colgantes de Babilonia” de Maarten van Heemskerck

El presente de la hidroponía

Fue especialmente a partir de la segunda guerra mundial cuando se empezó a utilizar la técnica de la hidroponía.
Especialmente el ejercito de Estados Unidos durante la invasión de Japón fue el que más utilizo esta técnica. Creo invernaderos con sistemas de cultivos hidropónicos, para así poder reducir costes de abastecimiento para sus tropas.
Después de la Segunda Guerra Mundial fueron países como Japón o Corea del Sur los que más desarrollaron la hidroponía.
A día de hoy la hidroponía se ha extendido por todo el planeta.
Entre los países que utilizan la hidroponía hoy en día podemos destacar Estados Unidos, Australia, Reino Unido, Colombia, Arabia Saudí…

En Huerto Urbano Grow estamos totalmente convencidos de que la hidroponía es el cultivo del presente y del futuro.
Gracias a su versatilidad, su capacidad de producir en todo tipo de climas, la posibilidad de poder cultivar tanto horizontalmente como verticalmente y los rendimientos y sostenibilidad posibles, hacen del cultivo hidropónico una forma de cultivar con todo el futuro por delante.