Si hay algo que me encanta es combinar sabores del mar con toques gourmet, y si le añadimos un poquito de marihuana, ¡tenemos una receta estrella! Hoy os traigo unos raviolis que son una auténtica delicia.

Raviolis de Langosta y Ricotta con Salsa de Mantequilla de Marihuana

Ingredientes:

  • 200 gramos de carne de langosta cocida y picada.
  • 150 gramos de ricotta fresca.
  • 1 paquete de masa para raviolis o wonton.
  • 2 yemas de huevo.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • 100 gramos de mantequilla de marihuana.
  • Perejil fresco picado.
  • Zumo de 1 limón.

Instrucciones:

  1. Relleno de los Raviolis:
    En un bol, combina la carne de langosta picada con la ricotta. Añade las yemas de huevo, sal y pimienta al gusto. Mezcla bien hasta obtener una pasta homogénea.
  2. Formando los Raviolis:
    Extiende la masa de ravioli sobre una superficie lisa. Con la ayuda de una cuchara, coloca pequeñas porciones del relleno en el centro de cada cuadrado de masa. Doble la masa sobre el relleno y presiona los bordes con un tenedor para sellarlos.
  3. Cocción:
    Hierve una olla grande con agua y sal. Una vez que el agua esté hirviendo, añade los raviolis y cocina durante 3-4 minutos o hasta que suban a la superficie. Retira con una espumadera y reserva.
  4. Salsa de Mantequilla de Marihuana:
    En una sartén, derrite la mantequilla de marihuana a fuego medio. Añade el zumo de limón y el perejil picado. Remueve bien y cocina durante 2 minutos.
  5. Servir:
    Coloca los raviolis en un plato y vierte la salsa de mantequilla de marihuana por encima. ¡Y listo! Un plato gourmet listo para disfrutar.

Consejos:

  • Siempre informa a tus invitados sobre el contenido de marihuana en el plato.
  • La dosificación es clave. Si no estás seguro de cuánto consumir, empieza con una porción pequeña y espera al menos una hora antes de tomar más.

Estos raviolis son una combinación perfecta de sabores y texturas. La langosta y la ricotta aportan un sabor suave y cremoso, mientras que la mantequilla de marihuana le da un toque especial y único. ¡Espero que os guste y hasta la próxima receta!